Esta empresa ha recibido una subvención del Gobierno de Navarra al amparo de la convocatoria de 2019 de ayudas para gastos iniciales de empresas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Te interesa - El Blog de DDC Gestión Inmobiliaria
noviembre 2019

¿Qué tener en cuenta antes de adquirir terrenos en venta?



¿Estás pensando en adquirir terrenos en venta? Esto es lo que deberás valorar antes de lanzarte.

Estos son los principales puntos que no debemos olvidar si queremos que los terrenos en venta cumplan con nuestras necesidades y no conlleven quebraderos de cabeza posteriores:

Decide a qué se destinará ese terreno

Aunque parece una obviedad, este punto es crucial. La calificación del suelo condiciona el aprovechamiento urbanístico que podrás materializar en ese terreno y, por tanto, definir previamente para qué lo necesitamos nos ayudará a establecer qué terrenos podemos visitar y cuales se deben descartar y nos ayudará a acotar nuestras prioridades.

La primera particularidad será diferenciar entre clasificación y calificación, términos clave y que no debemos confundir entre sí. Cuando hablamos de calificación nos referimos a las características, normas y permisos que tiene un terreno urbanizable (usos permitidos, altura máxima…). Mientras que la clasificación nos indicará el estatus del terreno en un sentido urbanístico: será urbano, urbanizable o no urbanizable.

Puedes encontrar más información en este artículo sobre la calificación, pero la definición sería:

1. SUELO URBANO

El suelo urbano o urbanizado ya dispone de servicios y dotaciones básicas y ha sido desarrollado y urbanizado siguiendo las especificaciones establecidas en el planeamiento.

Este terreno nos serviría para construir, dentro siempre de las especificaciones de la calificación.

2. SUELO NO URBANIZABLE

El suelo no urbanizable está dotado de una protección específica (por cuestiones agrícolas, arqueológicas, culturales, forestales…) o está contemplado para el desarrollo de infraestructuras o servicios públicos.

Este tipo de parcela podría servirnos para explotación agrícola o ganadera y, en algún caso específico y previo estudio del mismo, conceden permiso para construir viviendas unifamiliares que ayuden al desarrollo de esta actividad.

3. SUELO URBANIZABLE

El suelo urbanizable está en un limbo, al ser susceptible de incorporarse a un núcleo de población, previa transformación urbanística, pero sin garantías de ello.

Es difícil definir brevemente para qué puede servirnos este tipo de terreno, ya que deberemos estudiarlo de forma individual, por si hay planes o proyectos municipales previos o para definir qué construcciones nos permitirían desarrollar.

Decide cuánto estás dispuesto a gastarte en el terreno

El siguiente paso será marcar la horquilla de precio que estamos dispuestos a gastar. Si tienes dudas sobre este punto puedes buscar referencias en ventas previas de productos similares. Es decir, decide qué es imprescindible para ti (ubicación, m2 cuadrados mínimos, orientación, vistas, calidad del suelo, calificación y clasificación del terreno…) y compara las cifras. El valor de un terreno va mucho más allá de su extensión ya que sus posibilidades de explotación y, por tanto, de beneficio están estrechamente ligadas a su transformación urbanística, las normativas municipales, o las posibles servidumbres o afectaciones, así que no te dejes llevar por el tamaño.

Si aún tienes dudas sobre cuánto gastar en la compra de un terreno en venta, podemos aconsejarte con la tasación de un terreno o con un estudio de la oferta inmobiliaria actual.

Considera también los gastos que pueden devenir de la compra, tanto para gastos de gestión como para posibles imprevistos. Si cuentas con este margen, tendrás una mayor tranquilidad a la hora de enfrentar la compra.

Qué hacer si un terreno en venta cumple con tus necesidades

Cuando una parcela encaje con nuestros requisitos, es hora de valorarla y lo haremos tanto de forma presencial como legal y administrativa.

Visitar el terreno es fundamental para evaluar aspectos tan relevantes como la pendiente, el asoleo o las posibilidades reales de construcción y por ello, de nuevo, os aconsejamos hacerlo de la mano de un experto que evalúe realmente las cualidades del terreno. Aspectos como la cantidad de agua del subsuelo podrían encarecer nuestra construcción, al requerir cimientos más seguros y robustos, frente a otros terrenos más áridos, igual que las líneas de alta tensión o antenas cercanas, que pueden conllevar afectaciones de campos magnéticos o electromagnéticos.

Una vez realizadas estas comprobaciones, será imprescindible solicitar la nota simple al Registro de Propiedad, que nos indicará tanto el propietario del solar como las posibles deudas pendientes que pudiera tener. Si todo estuviera en orden, quedaría consultar la normativa municipal del terreno, las posibles servidumbres y el planteamiento para comprobar si estamos adquiriendo un terreno urbanizado con todos los servicios disponibles (agua, luz, etc.)

Estas gestiones administrativas pueden conllevar cierto tiempo y complejidad, pero nos evitarán sustos posteriores y garantizarán que el terreno escogido es realmente el que necesitamos.

Ahora que conoces todas las complejidades y particularidades de los terrenos en venta, si quieres realizar esta operación con todas las garantías y la seguridad de estar protegido y siempre asesorado, en Navarra podrás contar con el equipo de expertos de DDC&As.