Esta empresa ha recibido una subvención del Gobierno de Navarra al amparo de la convocatoria de 2019 de ayudas para gastos iniciales de empresas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Blog de DDC - Gestión Inmobiliaria
diciembre 2019

¿Qué gastos supone la apertura de hipoteca para la compra de una vivienda en 2019?



La compra de una vivienda conlleva distintos gastos, además del precio en sí de la propiedad. En este primer post, hablamos de qué pagos han de realizarse con la compra de un inmueble, como son la escritura pública en la notaría, la inscripción en el Registro de la Propiedad o los impuestos.

En esta ocasión, queremos tratar los costes extra que conlleva la apertura de una hipoteca. Esta es una de las situaciones que encontramos con más frecuencia a la hora de que un cliente adquiera su nuevo hogar y son distintos gastos los que debes conocer. Además, la reciente sentencia del Tribunal Supremo ha establecido un nuevo reparto de los costes de constitución del crédito que es imprescindible conocer.

Los costes derivados de la apertura de una hipoteca son:

  • La tasación
  • La notaría
  • El registro
  • La gestoría
  • El impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD)
  • La comisión de apertura

Hasta ahora, no estaba establecido quién debía hacer frente a estos gastos y, habitualmente, la entidad los dejaba a cargo del cliente. Desde la sentencia, el reparto de los mismos está estipulado y quedaría de la siguiente forma:

  • El cliente: Se hará cargo de la tasación y de la comisión de apertura y su copia de la escritura.
  • La entidad bancaria: Asumirá el coste de la notaría, el registro, su copia de la escritura, la gestoría y el AJD.

Sin embargo, hay distintas peculiaridades que debemos tener en cuenta en cada uno de estos gastos de apertura de hipoteca.

Tasación

La tasación hipotecaria es una valoración de un inmueble para que sea objeto de garantía en un préstamo hipotecario. A través de esta valoración se puede conocer el precio del inmueble y, en caso de que haya un préstamo, también el riesgo que asume la entidad con la operación hipotecaria.

Este trámite no es obligatorio para los compradores que van a adquirir sin necesidad de hipoteca, aunque pueden solicitarlo si quieren corroborar el precio por el que compran. Sin embargo, si quieres financiar la compra con una hipoteca, la entidad bancaria siempre requerirá este procedimiento.

El coste de la tasación, de la que debe hacerse cargo la parte compradora, depende del profesional que la haga, pero ronda entre los 200 y los 600 euros. Además, tendrá una vigencia de 6 meses desde la fecha de su emisión.

Sin embargo, aunque por ley corresponda al comprador, hay entidades que se hacen cargo de este gasto. Pero debemos mirar bien las condiciones de esta ventaja, puesto que algunas entidades asumen ese coste a cambio de subir los intereses de sus préstamos.

Comisión de apertura

Al contratar una hipoteca, tu banco puede cobrarte una comisión por apertura, la cual no está limitada por ley pero podemos encontrar normalmente un coste de entre el 0,1% y el 2% del capital prestado, siendo lo más habitual el 1%.

Sin embargo, hay muchas entidades que no aplican esta penalización y cada vez es más habitual, aunque una vez más deberemos comprobar que no repercuta negativamente en las cuotas de tu hipoteca.

Gastos de notaría

Otro de los gastos de apertura de hipoteca son los aranceles de la notaría. Están establecidos por ley y suelen oscilar entre el 0,3% y el 0,5% de la responsabilidad hipotecaria. Serán a cargo de la entidad bancaria, excepto las respectivas copias de la escritura para cada una de las partes, que serán abonadas por el respectivo interesado.

Costas de registro

Los costes registrales rondan entre el 0,1% y el 0,3% de la responsabilidad hipotecaria, pero, una vez más, no deberemos preocuparnos de este gasto puesto que será responsabilidad del banco.

Honorarios de la gestoría

Estos gastos son también obligación de la entidad y, como ocurre con la compraventa, se generan por la gestoría al inscribir la escritura en el Registro de la Propiedad y pagar los impuestos correspondientes.

Impuesto sobre actos jurídicos documentados

Y, por último, el impuesto AJD, que se establece según la normativa de la comunidad autónoma (aunque ronda en torno al 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria) y que correrá a cargo del banco. Este gasto es, en comparación y con diferencia, el más alto de los derivados de la constitución de una hipoteca.

Estos serían todos los gastos de apertura de hipoteca que debemos contemplar a la hora de solicitar la financiación. Si necesitas asesoría o tienes cualquier duda, recuerda que puedes contactarnos y podremos a tu disposición toda la experiencia de DDC&As en el sector inmobiliario.

 
 

Solicita aquí tu HORA de ASESORÍA GRATIS

ASESORÍA GRATIS