Esta empresa ha recibido una subvención del Gobierno de Navarra al amparo de la convocatoria de 2019 de ayudas para gastos iniciales de empresas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Blog de DDC - Gestión Inmobiliaria
diciembre 2019

5 problemas (gordos) que los propietarios pueden sufrir al vender su casa



La venta de nuestro piso es una decisión muy importante, tanto en el plano tanto económico como en el personal. En base a nuestra experiencia en el sector inmobiliario, en DDC&As hemos comprobado que hay cinco problemas graves con los que suelen encontrarse al vender su casa los propietarios. Especialmente los nóveles y que aún no han solicitado asesoría profesional.

Pensar que la vivienda siempre sube y planificar las finanzas personales alrededor de ese mantra

No cabe duda de que comprar un inmueble es una de las inversiones más seguras y bastantes rentables. Aunque encontramos excepciones como la burbuja inmobiliaria o viviendas que han sufrido un encarecimiento artificial de los precios, la tendencia en cuanto al valor de los inmuebles es ascendente, al contrario de otras propiedades como los vehículos.

Por ello, todos los propietarios esperan que su casa se venda por encima del precio de compra y casi siempre es así. Sin embargo, es muy habitual dar por hecho esta tendencia y/o calcular un valor inexacto a la hora de hacer cuentas y que luego estas no se cumplan, con el peligro que esto supone. Nuestra vivienda es una inversión y una garantía para tus ahorros, por supuesto, pero debemos tener claro el valor de la misma.

No establecer tiempos realistas

La duración del proceso de venta de un piso puede resultar bastante incierta, especialmente para alguien sin experiencia. Además del tiempo necesario para la publicación de nuestro anuncio, la recepción de clientes potenciales y la realización de segundas y/o terceras visitas por parte de un posible comprador, debemos sumarle el resto de procesos y plazos y su correspondiente espera, como son la gestión de documentación, la firma de arras, y los plazos de la notaria.

Uno de los errores más comunes es tener una necesidad acuciante por vender o disponer de unos plazos muy ajustados por cuestiones personales o laborales. Esto puede condicionar la venta del inmueble obligándonos a aceptar un precio inferior a su valor o a trastocar nuestros planes si no somos capaces de cumplir con los tiempos que necesitamos.

En DDC&As te ayudamos a diseñar la mejor estrategia para vender tu casa en el menor tiempo posible y estableciendo siempre tiempos realistas y acordes a tus necesidades.

Definir un precio de mercado erróneo

Publicar nuestro inmueble con el precio de mercado adecuado es fundamental para una venta exitosa. Un precio muy alto retrasará la venta y reducirá el número de clientes interesados y, a la larga, deberemos bajar el precio y cargar con la etiqueta de “inmueble que lleva mucho tiempo a la venta”. Y, si es bajo, venderemos rápido, pero con un beneficio mínimo o inexistente.

La mejor forma de acertar es consultar con un experto en el sector inmobiliario de nuestra zona. Aunque como clientes podemos conocer el precio de los pisos que se venden a nuestro alrededor, no podemos contrastar datos como el estado de esas viviendas, las posibles reformas, el número total de metros cuadrados, si cuenta con servicios como trastero o garaje/s…

Los asesores inmobiliarios, por el contrario, dominan estas cuestiones y acotan los precios de las propiedades jugando con la oferta y demanda de la zona y calculando las mejores cifras de salida y negociación para lograr tu venta.

No tener la documentación adecuada

Tu inmueble es mucho más que los metros cuadrado que enseñarás a los clientes potenciales. El primer paso es que tu vivienda enamore al futuro comprador, pero después necesitaremos aportar la documentación que respalde y confirme la idoneidad de adquirir nuestra casa.

Hay dos tipos de documentos: Los indispensables para la venta y los que nos aportarán confianza como vendedores. En el primero de los casos, tendremos que gestionar, por ejemplo, la renovación de la cédula de habitabilidad, el certificado energético de nuestra casa, la nota simple que demuestra que está libre de cargas, o el certificado de a comunidad de vecinos de estar al día en los pagos.

Por otro lado, encontraríamos aquellas gestiones que nos facilitarán la venta de nuestra casa, como sería tener recibos que demuestren el gasto en calefacción o agua que aseguramos tener en la vivienda o un plano que permita visualizar la distribución y los detalles de la vivienda.

De nuevo, este error puede desencadenar en distintos problemas: que el cliente se eche atrás por falta de confianza o porque otro piso le facilite la información con más presteza; o que no podamos vender dentro de los plazos que necesitamos por tener que esperar algún documento.

No preparar la casa antes de enseñarla

Este punto es clave y, sin embargo, es uno de los errores más comunes, especialmente cuando aún residimos en el inmueble. Aunque se trate de nuestro hogar, los futuros dueños deben imaginarse viviendo allí y para ello, debemos poner nuestra casa a punto.

No hablamos de grandes inversiones ni cambios, sino de puntos clave (y de sentido común) para dar una buena impresión que desprenda orden y limpieza:

  • Ordena las estancias de la casa y despeja el espacio para que puedan apreciar su tamaño.
  • Pinta las paredes si estuvieran muy sucias o soluciona posibles manchas o desconchones que den sensación de mal estado.
  • Repara o repón todo aquello que lo necesite  (lámparas y/o bombillas, marcos o ventanas, etc)
  • Limpia la casa, pasa el polvo y asegúrate de que no haya suciedad a la vista, con especial hincapié en los baños y las cocinas, donde la higiene es más complicada.

Esta es la estrategia básica para lograr que los clientes potenciales se decidan por nuestra casa. Pero, si además de vender, queremos aumentar su valor, podemos optar por estrategias como Home Staging, una puesta en escena realizada por profesionales y que potenciará nuestra vivienda y su precio de venta.

Estos son los cinco errores más habituales y, en Díaz de Cerio & Asociados te ayudamos a evitarlos gracias a nuestra experiencia y a todos nuestros medios. Si necesitas asesoría o tienes cualquier duda, estamos a tu disposición.

 
 

Solicita aquí tu HORA de ASESORÍA GRATIS